¿Cómo manejamos el empañamiento “fogging” de la óptica durante la cirugía artroscópica?

Dr. Diego Albertengo, Dr. Gonzalo Mertenat, Dr. Luis Shade.

La óptica “empañada” es, sin dudas, uno de los obstáculos más molestos para el cirujano artroscopista. Este inconveniente, es más frecuente en las primeras etapas de nuestra curva de aprendizaje, donde los tiempos quirúrgicos son más prolongados.

Existen procedimientos y articulaciones que predisponen más al “fogging” o “empañamiento” de la óptica. La posición en silla de playa utilizada para la artroscopia de hombro, sumada a la ubicación de los portales posteriores generan una caída directa del agua de irrigación sobre la cámara, lo que inevitablemente produce filtración de la misma dentro de la boa aumentando así la concentración de humedad interna y generando el empañamiento de la óptica.

El objetivo de la presente nota técnica, es brindar conocimiento de una forma simple, práctica y efectiva para tratar el “empañamiento” o “fogging” de la óptica durante la cirugía artroscópica sin comprometer la esterilidad de nuestro instrumental.

El proceso de “fogging” de la lente resulta por un aumento en la concentración de humedad dentro de una cavidad cerrada (como en el caso de la artroscopia, la boa), que al ponerse en contacto con una superficie a menor temperatura (la óptica) se condensa y dificulta la visualización.

Para solucionar este inconveniente deberíamos, aumentar la temperatura de la lente en la óptica o disminuir la concentración de humedad interior. La temperatura de la lente es una variable que no podemos modificar, pero si podemos reducir la humedad dentro de la boa.

Durante el armado de los campos quirúrgicos, al enfundar la cámara dentro de la boa de nylon debemos incluir una tubuladura de acrílico junto a la misma, la cual dejaremos sin otro propósito. Si durante nuestra cirugía se ve obstaculizada la visibilidad debido al empañamiento de la óptica, sólo debemos conectar dicha tubuladura al panel de oxígeno o aire, y así, al ingresar el aire seco dentro de la cavidad disminuiremos la concentración de humedad dentro de la boa.

Mediante este simple gesto en el armado de nuestra mesa quirúrgica podemos tratar el “fogging” o “empañamiento” de la óptica durante la cirugía artroscópica para rápidamente recuperar la visibilidad y continuar normalmente con nuestro procedimiento.

Instrumental