CUIDEMOS NUESTRO INSTRUMENTAL

Instrumental y equipamiento para cirugía artroscópica, su desinfección, limpieza, lavado y acondicionamiento

Introducción:

La desinfección del instrumental artroscópico y equipamiento, inmediatamente después de una cirugía artroscópica y el acondicionamiento del mismo en su depósito para una correcta esterilización y distribución en los quirófanos, son fundamentales para su correcto uso y el resultado en cada cirugía futura.

Objetivo:

Comprender la importancia del tratamiento del instrumental desde y hacia el quirófano, conocer algunos detalles importantes de los protocolos de limpieza y desinfección.

Procedimientos:

Existe un lavado manual, un lavado mecánico y lavado por ultrasonido.

Lavado manual:

  • Utilización de los insumos correspondientes: Cepillos de cerdas blandas; equipo de aire comprimido para secado, paños libres de pelusa, alcohol, rociador para alcohol, botella de agua oxigenada, probetas de medición, camisolín impermeable, par de guantes de cirugía, par de guantes anti-punzantes, barbijos, antiparras, par de protectores auditivos, par de cubre calzados, cofia.
     
  • Corroborar que la batea plástica de lavado esté vacía y limpia y con su correspondiente tapa.
     
  • Llenar la batea de lavado con agua tibia (estimativamente 40-45°C) y detergente enzimático con la dilución que indique el producto a utilizar. (Producto formulado para uso médico) (fig. 1)
     
  • Desmontar cada instrumental y sumergirlo completamente en la batea controlando que todas las partes estén en contacto con la solución detergente (fig2)
     
  • Los elementos que no se puedan sumergir (equipos de corte, consolas, cables, ópticas, pieza de mano de shaver, mangos de radiofrecuencia), se deben limpiar con agua oxigenada y alcohol.
     
  • Una vez cumplido el tiempo de inmersión, cepillar el instrumental en la solución, con el cepillo de cerdas blandas. Tener especial cuidado con los elementos corto-punzantes por lo que se deben usar los guantes especiales.
     
  • Limpiar las cajas contenedoras, tapas y bandejas del instrumental con un paño humedecido con agua oxigenada y después con un paño libre de pelusa humedecido con alcohol.
     
  • Enjuagar por arrastre cada instrumental con agua corriente (no sumergida en batea) de calidad potable y acomodarlo en un paño absorbente.
     
  • En el caso del instrumental canulado se introduce un cepillo largo para limpiar el interior y se enjuaga por arrastre con el mismo producto.

Recordar:

La solución detergente se debe descartar después de cada lavado y se deben enjuagar las bateas. Además, se deben colocar los cepillos utilizados en un baño de alcohol durante hasta su próxima utilización, el alcohol se renueva todos los días.

Lavado mecánico:

Se realiza en máquina lavadora, que efectúa el proceso completo de lavado, enjuague y secado dentro de la máquina, su beneficio es evitar salpicaduras de agua en el área de lavado y cortes o lastimaduras del personal en la manipulación del material.

Lavado por ultrasonido:

Se realiza mediante una lavadora ultrasónica, funciona por la acción mecánica de ondas de alta frecuencia sobre un líquido que actúa como agente limpiante.

Acelera la rotura de las partículas de suciedad sin dañar los componentes sumergidos.

Secado del Instrumental:

Secar cada instrumental con un paño absorbente libre de pelusa, secarlo con aire comprimido, o en máquinas secadoras, ensamblarlo y ubicarlo en su posición dentro de su caja; las cajas deben ser cribadas, para poder adaptarse a los distintos medios de esterilización, el instrumental delicado (ópticas, fibras ópticas, mangos de shaver, etc.) deberán enviarse a esterilizar aparte , contenidos también en cajas cribadas, acolchonados, con sus puntas protegidas, a fin de que en el movimiento del traslado y en el proceso de esterilización no se vean dañados los envoltorios.
Realizar una inspección ocular teniendo en cuenta limpieza, secado, roturas, pelusas, funcionamiento, etc.
Una vez armada la caja, introducirla dentro de una bolsa plástica y dejarla en un carro para envío a deposito o a esterilización. Todo el material deberá estar debidamente rotulado “siempre”.

Es responsabilidad de todos y cada uno de los integrantes del equipo quirúrgico, el cuidado de la conservación de la esterilización del material durante un procedimiento quirúrgico, pero es absoluta responsabilidad también, de quienes trabajan en los procesos previos y posteriores a una cirugía, en el acondicionamiento, funcionamiento, traslado y esterilización del material.

La desinfección, el lavado, el correcto secado del instrumental así como el chequeo del funcionamiento de cada pieza del mismo, son indispensables.

Los avances tecnológicos y los beneficios de la cirugía artroscópica no pueden no estar acompañados del estricto tratamiento del instrumental dentro y fuera del quirófano y por supuesto la utilización de implantes que cumplan con las más estrictas normas de fabricación y regulatorias exigidas por la autoridad competente de cada país, ni de la constante formación, capacitación, comunicación y trabajo en equipo de todos quienes forman parte de estos procesos.

Instrumental